• Rambla de la Girada, 97 baixos, Vilafranca del Penedès, Barcelona
  • 93 819 80 74
  • cop@copenedes.com
    • 15 NOV 16
    • 0
    Retinopatía diabética

    Retinopatía diabética

    La retinopatía diabética es una complicación ocular y acontece cuando la diabetes daña a los pequeños vasos sanguíneos de la retina.

    Es una de las causas principales de la ceguera. Un 2% de los pacientes diabéticos acaban con ceguera total y un 80% presentará algún grado de RD.

    Todas las personas con diabetes, tanto del tipo 1 cómo del tipo 2, corren riesgo. Por eso, todas las personas con diabetes tienen que hacerse un examen completo de la vista al menos una vez al año.

    Cómo causa la retinopatía diabética la pérdida de la visión?

    1. Retinopatía proliferativa: en la cuarta y más avanzada etapa de la enfermedad, se crean vasos sanguíneos anormales y frágiles que gotean sangre al centro del ojo, haciendo opaca la visión.

    2. Edema macular: gotea fluido seroso dentro del centro de la mácula, la parte del ojo que provee la visión central clara. Esto hace que la mácula se inflame, nublando la visión. Puede ocurrir en cualquier etapa de la retinopatía diabética, aunque es más probable que ocurra al progresar la enfermedad.

    Aproximadamente la mitad de las personas que tienen retinopatía proliferativa también sufren de edema macular.

    Cuáles son los grandes peligros de esta enfermedad?

    – No presenta sintomatología. Podemos estar desarrollando una retinopatía proliferativa y edema macular y todavía ver bien.

    – Afecta los dos ojos. Gran riesgo de sufrir ceguera total.

    – Es progresiva. No se para y siempre va a peor.

    Cómo detectamos el edema macular y la retinopatía diabética?

    El edema macular y la retinopatía diabética se detectan haciendo un examen completo de la vista que incluye:

    1. Historial completo del paciente con valoración de sintomatología clínica y estudio de factores de riesgo asociados a la diabetes.
    2. Agudeza visual y refracción.
    3. Tonometría de contacto. Medida de la presión del ojo.
    4. Retinografías: registro fotográfico de retina y papilas ópticas.
    5. OCT: tomografía de coherencia óptica. Detección de edemas maculares o membranas epirretinianas.
    6. Angiografía fluoresceínica: fotos de los vasos de la retina con contraste de color.

    Hay tratamiento efectivo?

    Claro que sí! En función de la fase de la enfermedad, se trata con microcirugía láser, con inyecciones intraoculares o con cirugía vitroretiniana. De todas maneras la actuación terapéutica será recomendada por el Dr. Arcalís individualmente para cada caso.

    Las personas con retinopatía proliferativa tienen una probabilidad de menos del cinco por ciento de quedar ciegos dentro de los cinco años después de la operación si han tenido un tratamiento oportuno y apropiado.

    Aquí podéis ver y descargar en inglés el Barómetro de la Retinopatía Diabética hecho por la Federación Internacional de Diabetes (IDF) y por la Agencia Internacional de Prevención de la Ceguera (IAPB).

    Aquest article també està disponible en: Catalán

    Deja una respuesta →

Photostream